Harpagophytum



El HARPAGOPHYTUM es una hierba, cuyo nombre botánico Harpagophytum, significa "planta de gancho" en griego. Esta planta herbácea, que es nativa de África, más precisamente del desierto del Kalahari y de las regiones que lo rodean, recibe su nombre por la apariencia de su fruto, que se cubre con poderosos garfios que se clavan en las patas de los animales causándoles fuertes molestias a la vez que ayudan a difundir las semillas. El nombre científico, se debe a la forma de sus frutos lígneos, que recuerdan mucho los “ganchos“, en griego “harpagé”. Las raíces y los tubérculos de la planta son las partes que tienen usos medicinales.

Los indígenas del lugar lo han empleado desde siempre por sus intensas propiedades antiinflamatorias.

Acción Farmacológica
Tiene una acción antiinflamatoria comparable con la de la afenilbutazona y cortisona, además de un efecto ligeramente analgésico, espasmolítico, hipolipemiante y diurético uricosúrico. Los beta-sitosteroles inhiben la formación de la prostaglandin-sintetasa, que participa en el proceso inflamatorio, siendo más favorable en los procesos semicrónicos y crónicos. Se considera que tiene una actividad antirradical. Los principios amargos actúan como aperitivo-epupéptico y colagogo. Popularmente (como es frecuente en los amargos) se utiliza como febrífugo e hipoglucemiante.

Analgésico: distintos organismos internacionales, como la Cooperativa Científica Europea en Fitoterapia y la “Comisión E” (división independiente de la Agencia Federal Alemana de Salud), recomiendan la raíz de harpagofito como analgésico y antiinflamatorio, tanto en solitario como con otros medicamentos. Como prueba de su creciente popularidad, el 75% de las prescripciones para enfermedades reumáticas en Alemania son de su raíz.

Indicaciones: diversos estudios clínicos muestran la efectividad de la droga y de sus diferentes extractos en el tratamiento de los dolores relacionados con la artrosis, osteoartritis, fibromialgia, lumbalgia crónica y otras afecciones osteoarticulares de origen reumático o no reumático, artritis reumatoide, artrosis, bursitis, fibromialgias, fibrositis, epicondilitis, traumatismos, anorexia, dispepsias hiposecretoras, disquinesias hepatobiliares, colecistitis, diverticulosis duodenales, espasmos gastrointestinales, hipercolesterolemia, gota, neuralgias, prostatitis, adenoma de próstata, anexitis. Su uso permite frecuentemente reducir las dosis de corticoides y antiinflamatorios no esteroideos.

Contraindicaciones: úlcera gastroduodenal, embarazo y lactancia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario